Mi?rcoles, 12 de agosto de 2015

Cualquier dueño de un automóvil puede sentirse identificado con esa sensación de angustia que se apodera de uno cuando le pasa algo a su vehículo. Ya sea que alguien le haya dado un golpe o un incidente al azar de la naturaleza, ver una abolladura en el coche suele hacernos sentir miserables. La peor parte, no obstante, suele ser tener que llevar el auto al mecánico, sólo para encontrarse con que muchas veces no se puede confiar en que lo arreglen o que, cuando lo hacen, es terriblemente caro.

Este vídeo, no obstante, demuestra una gran manera de arreglar pequeñas abolladuras o marcas en el coche con dos utensilios caseros. La persona que realizó este vídeo no da mucha información acerca de quiénes son o de dónde se encuentran, pero lo importante es el truco que nos enseñan. Calentando la abolladura con un secador de pelo durante unos pocos segundos e, inmediatamente después, dándole un toque con una lata de aire comprimido, la abolladura desaparece. 

La razón de que esto funcione es que, al calentar algo, las moléculas de su interior comienzan a moverse y a expandirse y, al enfriarlo rápidamente, ocurre exactamente el efecto opuesto. Así, al hacer una cosa después de la otra, el coche parece recuperarse de la abolladura. 

Publicado por jacintoluque @ 8:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios