Mi?rcoles, 17 de agosto de 2016

Abrimos el armario y descolguemos la prenda que descolguemos hay algo que es común a todas ellas: la etiqueta. De hecho, ese pequeño recuadro es tan importante que decide el precio del producto más que la calidad de la tela.

ropa de marca

En la década de 1770 Marie-Jeanne Bertin, conocida comoRose Bertin, era una sombrerera parisina cuyas creaciones causaban furor entre las damas. La condesa de Chartres la presentó a la emperatriz María Teresa que se encontraba quejosa por lo que ella consideraba el nulo gusto de su hija a la hora de escoger su vestuario –hay cosas que no cambian nunca-. Bertin recibió el encargo de vestirla y sus lujosos vestidos causaron furor en la corte. Pero la emperatriz seguía disgustada: ahora su hija vestía como una actriz de teatro. Su hija se llamaba María Antonieta, que al convertirse en reina de Francia comenzó a gastar ingentes cantidades dedinero en ropa. Por su parte, Bertin alcanzó la fama y empezó a vestir a la aristocracia francesa y las reinas de prácticamente todas las monarquías europeas.

Y en 1846 el francés Charles Worth introdujo la costumbre de usar modelos de carne y hueso para presentar sus vestidos. El tiempo para las top model acababa de nacer…


Publicado por jacintoluque @ 8:38
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios