Lunes, 03 de octubre de 2016

Cultivos de cereales y pastos están seriamente amenazados por el cambio climático.

Trigo.

Maíz, arroz, sorgo, trigo, caña de azúcar, avena… La inmensa familia de las plantas gramíneas o poáceas (Poaceae)aportan aproximadamente la mitad de las calorías que consume la humanidad y son la base de praderas y pastizales, que cubren una cuarta parte del planeta. ¿Qué ocurriría si desaparecieran? No es el argumento de la última película de catástrofes, sino el escenario real que se han planteado investigadores de la Universidad de Arizona, en Estados Unidos. Y la amenaza es tristemente conocida: el calentamiento global.

Los expertos han analizado las condiciones climáticas en las que pueden crecer 236 especies representativas de gramíneas y las han comparado con las perspectivas del calentamiento global de aquí a 2070. Teniendo en cuenta el comportamiento de estos vegetales en el pasado, los científicos norteamericanos han llegado a la conclusión de que no están preparados para adaptarse a la drástica transformación del entorno meteorológico donde crecen; comparativamente, la subida de las temperaturas y la variación en las precipitaciones durante los milenios anteriores fue moderada.

Eso no quiere decir que el trigo o el maíz se extingan en todo el mundo: ocurrirá, conjeturan los científicos de la Universidad de Arizona, en aquellos lugares sin los medios tecnológicos adecuados, más directamente dependientes del clima. Pero el declive sería generalizado.

El estudio fue publicado en la revista Royal Society Biology Letter.


Publicado por jacintoluque @ 13:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios