Mi?rcoles, 26 de octubre de 2016

Para muchas mujeres, la menstruación solo es una molestia mensual. Sin embargo, para algunas de nosotras, es algo doloroso e incapacitante que nos hace faltar a la escuela, el trabajo y la vida.

Durante la mayor parte de mi adolescencia, mi menstruación me provocaba migraña y cólicos tan fuertes que podía vomitar o incluso desmayarme. Pasé mucho tiempo acostada con una almohadilla caliente y tomando ibuprofeno.

Ya tenía veintitantos cuando un doctor finalmente me dijo que podría detener mis periodos. Se llama supresión menstrual y por lo general implica el uso continuo de píldoras anticonceptivas. Las hormonas engañan al cuerpo para que este actúe como si hubiera un embarazo, y deja de haber menstruación. Mi calidad de vida mejoró a los dos meses.

Las mujeres suprimen su menstruación por distintas razones. Las atletas usan este método para evitar las molestias y los cólicos menstruales durante competencias importantes. Las novias y vacacionistas recurren a la supresión de la menstruación para que, si se trata de una difícil, no arruine un evento especial o un viaje.

También hay mujeres como yo, que lo hacemos para evitar menstruaciones dolorosas, y otras simplemente quieren la mejor calidad de vida que implica no tener un periodo al mes. La Dra. Shari Lawson, profesora adjunta de ginecología y obstetricia en la Facultad de Medicina de la Universidad Johns Hopkins afirmó que “concebir esta continuidad como un estilo de vida a menudo es el siguiente paso” luego de la supresión menstrual ocasional.

Las investigaciones muestran que la idea de ya no tener periodos menstruales es atractiva para las mujeres. En 2005, la Asociación de Profesionales de la Salud Reproductiva encuestó a más de 1100 mujeres, y el 55 por ciento de ellas dijo que les interesaría aprender más sobre la supresión.

Sin embargo, una de las razones por las que muchas mujeres no prueban la supresión menstrual es que se les ha condicionado a pensar que tener un periodo al mes es una señal de buena salud. En la encuesta mencionada, el 89 por ciento de las mujeres dijeron que les preocupaban los posibles efectos a largo plazo sobre la salud, y el 66 por ciento dijo que la supresión menstrual simplemente no les parecía algo natural.

Es cierto que las mujeres que no tienen menstruaciones con regularidad deben consultar a un doctor. Sin embargo, muchas mujeres no se dan cuenta de que, si están utilizando algún tipo hormonal de anticoncepción, su menstruación ya está siendo inducida artificialmente cuando dejan de tomar las hormonas durante siete días al mes.

A otras mujeres les preocupa que suprimir su periodo pueda provocar un crecimiento innatural del endometrio. La Dra. Erin Saleeby, la jefa de Ginecología y Obstetricia en el Centro Médico Harbor-UCLA, afirma que el uso continuo de los métodos anticonceptivos evita que eso suceda.

“No tendrás una proliferación de ese tejido”, explica Saleeby, “así que simplemente no está ahí al nivel de, entre comillas, ‘necesita sangrar’”.

Una mujer que quiera suprimir su menstruación debe consultar sus opciones con un médico. Un método consiste en tomar anticonceptivos orales estándar, que siguen siendo el método más popular para el control de la natalidad. Para saltarse un periodo, una mujer puede simplemente saltarse la semana de placebo e iniciar una nueva caja sin interrupción. Puesto que esto significará usar 17 cajas al año en lugar de 12, Lawson dice que los doctores pueden hacer la receta de tal forma que se asegure que las píldoras extra también entrarán en la cobertura del seguro.

Lawson añadió que una marca de anticonceptivos, Seasonale, está diseñada para la supresión menstrual (con este método hay alrededor de cuatro periodos al año) y no se requieren cajas extra.

Otras opciones son NuvaRing, un anillo vaginal que libera una dosis baja de dos hormonas, estrógenos y progestina, y puede usarse de manera continua para detener la menstruación. De manera similar, el dispositivo intrauterino Mirena libera progestina y ayuda a adelgazar el endometrio. Lawson dice que este es un método que a menudo recomienda porque las mujeres pueden dejárselo durante años sin preocuparse por un embarazo o sangrados intensos. Afirma que cerca del 25 por ciento de las mujeres que usan este método experimentarán amenorrea (ausencia de menstruación) inducida después de un año, y el 50 por ciento después de dos años.

Depo-Provera es un método de control de la natalidad inyectable que contiene una dosis de progestina que se libera cada determinado lapso para prevenir el embarazo, pero también reduce la frecuencia de la menstruación.

Sin importar el método, elegir detener un periodo no significa necesariamente que la transición será perfecta: puede ser común presentar sangrados adelantados o manchados, mencionó Saleeby. En cuanto a riesgos, dijo que no hay riesgos conocidos de usar anticonceptivos de manera continua más allá del perfil de efectos secundarios que ya existe para esos medicamentos.

Lawson dijo que la clave para una supresión menstrual exitosa comienza cuando le dices a tu doctor que te interesa detener la menstruación de manera segura. Luego, trabajen juntos hasta que encuentres un método que sientas que es el correcto para ti.


Publicado por jacintoluque @ 6:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios