Martes, 27 de diciembre de 2016

¿Sabes cómo reaccionaría tu cuerpo ante la excitación que suponen los 220V del enchufe de casa? 

Existen distintas fases de respuesta, que varían en función de cuánta corriente circula por nuestro cuerpo y cuánto tiempo dura el contacto. En la siguiente gráfica se pueden apreciar muy bien los distintos umbrales: 

consecuencias 

Las líneas verticales marcan los umbrales de percepción de la corriente eléctrica. Una vez pasamos el umbral A, que son 0,0005A, ya podrías percibir la corriente eléctrica. 

El siguiente umbral nos indica el momento en que nuestros músculos dejan de ser capaces de reaccionar y aunque quisiéramos despegarnos del contacto no podríamos.
 

¿Y qué sentiría yo si superado el umbral B no puedo soltar el cable? 

Ojalá tengas alguien al lado que sepa lo que hacer… Cuando la corriente pasa por la zona torácica, el diafragma se paraliza casi de inmediato en un efecto llamado tetanización. Como consecuencia, los pulmones también se quedarán parados y no seremos capaces de respirar. La asfixia, en estos casos, será el verdugo. 

cuerpo humano

¿Y si cuando se produce el contacto entramos directamente en el umbral C?  

En este caso será el corazón el que sufra la sacudida más fuerte. Al pasar la corriente a través de él, se produce un paro cardiaco y la consecuente falta de oxigenación de nuestro organismo. 

Aquí es cuando viene el momento clave: si se logra parar el contacto y hacer reanimación cardiaca y respiratoria de inmediato existen altas probabilidades de que sea un mal reversible.
 

umbrales 


El fluido eléctrico se manifiesta en diversas formas físicas que pueden ser origen de daño si se encuentra el cuerpo humano en su camino.  

Consecuencias 

Tetanización muscular: con este concepto se expresa la anulación de la capacidad de acionamiento voluntario de los músculos. Los músculos se agarrotan y el sujeto queda pegado al punto de contacto, sin poder soltarse. 

Paro respiratorio: es producido cuando la corriente circula desde la cabeza a algún miembro, atravesando el centro nervioso respiratorio. La paralización puede prolongarse después del accidente, de aquí la necesidad de una práctica continua de la respiración artificial durante varias horas. 
Asfixia: se presenta cuando la corriente atraviesa el tórax. Impide la contracción de los pulmones y por tanto la respiración. 
Fibrilación ventricular: si desgraciadamente la corriente atraviesa el corazón, se produce la llamada fibrilación ventricular que es una desestabilización del ritmo cardíaco normal.  

La fibrilación es un movimiento rapidísimo del corazón, una especie de vibración completamente inútil. En este estado, el corazón no bombea sangre, con el consiguiente riesgo de muerte. 

Quemaduras: son producidas por la energía liberada al paso de la intensidad (Efecto Joule). La gravedad de la lesión es función, en igualdad de condiciones técnicas, del órgano o parte del cuerpo afectada. 

reaccion del cuerpo al recibir golpe de corriente

Los factores que hacen que la descarga eléctrica sea más o menos grave, son: 

• Voltaje del circuito con el que se entra en contacto. 
• Resistencia eléctrica del cuerpo humano en ese momento. 
• Intensidad de la corriente que atraviesa el cuerpo. 
• Camino que sigue la corriente a través del cuerpo. 
• Duración del contacto.
 

Se puede decir que la intensidad de la corriente que atraviesa el cuerpo es lo que “mata”, y ésta depende del voltaje y de la resistencia del cuerpo. 


Publicado por jacintoluque @ 6:16
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios