Mi?rcoles, 11 de enero de 2017

Aunque la posibilidad de que choque contra la Tierra es inferior a uno entre un millón, planea enviar una sonda para investigar su composición.

tierra

(99942) Apofis (conocido anteriormente por su designación provisional 2004 MN4) es un asteroide Atón, con una órbita próxima a la de la Tierra (objeto próximo a la Tierra). 

En diciembre de 2004, algunas observaciones indicaban una probabilidad relativamente alta de colisión con la Tierra (del 2,7 %) en el año 2029. Sin embargo, observaciones adicionales ayudaron a mejorar el cálculo de la órbita, demostrando remota la posibilidad de un impacto con la Tierra o la Luna en 2029. 

Aun así, persistía la posibilidad de que durante el encuentro cercano de 2029 con la Tierra, Apofis pasase por una "cerradura gravitacional", una región muy precisa del espacio de no más de 400 m de diámetro, que lo situaría en trayectoria de colisión para un futuro impacto el día 13 de abril de 2036. 


choque
El asteroide Apofis. Se le puede apreciar en el centro de la imagen, moviéndose de derecha a izquierda, tomado el 30 de diciembre de 2004. (Osservatorio Astronómico Sormano)


Varios científicos de la Academia de Ciencias de China han diseñado un plan para evitar que el asteroide Apofis -el cual pasará cerca de la Tierra el próximo 2036 con un riesgo de colisión ínfimo- no impacte contra nuestro planeta. Según afirma en su versión en línea el diario «South China Morning Post», los investigadores pretenden enviar una sonda espacial hasta la roca con el objetivo de recoger muestras con las que considerar la mejor posibilidad de desviarlo. 

china


El Apofis fue descubierto en 2004, año en que también se estableció que existían unas posibilidades del 2'7% de que chocara contra nosotros en abril de 2029. Esto, según los expertos, tendría consecuencias devastadoras para nuestro planeta ya que, por su tamaño, el impacto equivaldría a la explosión de 20.000 bombas atómicas. Aunque la Tierra no sería destruida, varios cientos de km. alrededor de la zona de choque quedarían arrasados. 

A pesar de que varios estudios rebajaron posteriormente el riesgo de que «el asteroide de juicio final» (como fue bautizado) impactara contra la Tierra en 2029, los científicos barajan la posibilidad de que su trayectoria se vea desviada ese año por la gravedad de nuestra planeta. Esto, podría provocar que en su siguiente visita (la cual sucederá en 2036) chocara contra nosotros. 

orbita


Aunque las posibilidades de que esto suceda son inferiores a una entre un millón, los chinos han hecho válido el refrán de «más vale prevenir que curar» y han informado de que están elaborando un plan para desviar al Apofis. La primera parte de éste consiste en conseguir que una sonda aterrice en el meteorito para recopilar datos sobre el mismo. A continuación, y si los materiales del asteroide lo permiten, pretenden llevar hasta él una gigantesca vela de tan sólo 10 kg que, mediante el aprovechamiento del viento solar, lo desvíe. 
colision

Trayectoria de riesgo donde se estimó que (99942) Apophis podría impactar la Tierra en 2036. Más tarde se desestimó este cálculo.


La propuesta plantea sin embargo grandes dificultades técnicas. Una de ellas es la composición del Apofis, la cual sigue siendo un misterio. Por ello, la Academia de Ciencias de China ha puesto enfásis en la necesidad de que una nave viaje hasta el asteroide y obtenga muestras mediante una perforación de los materiales que lo forman, un plan que están desarrollando también las agencias espaciales de EE.UU., Europa y Rusia 

La falsa corrección 

El 4 de abril de 2008, comenzó a propagarse por el mundo una falsa noticia: un niño alemán de 13 años había corregido a la NASA en las probabilidades de colisión de Apofis con la Tierra y la NASA había pedido disculpas y aceptado su error. 

Este bulo fue publicado inicialmente por la revista Bild-Zeitung,11 y luego fue difundido al resto del mundo por la agencia AFP.12 Dicha información indicaba que al estudiante de Potsdam, “le ha bastado un telescopio del instituto de Astrofísica de Potsdam (AIP) y hacer unos cálculos para dejar en ridículo a la NASA”. 

Posteriormente la NASA ratificó su cálculo, y negó haber tenido ningún contacto con el joven alemán. Donald K. Yeomans le habría informado al blog cosmos4u que no han tenido correspondencia y que la historia es absurda, un bulo, o ambos. 

Frank Spahn (quien figuraba como respaldo en el hoax) asegura que en enero o febrero había atendido una consulta del niño, pero que nunca se mencionó la idea de una colisión. 

Y que la siguiente vez que oyó sobre él fue en la publicación de la revista Bild y junto a su nombre. Cuando lo contactó para pedirle una copia del informe, el niño aseguró que un virus había borrado su disco duro y que la única copia la tenía el jurado del concurso (en el que se presentó y ganóGui?o 

 


Publicado por jacintoluque @ 6:48
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios