Mi?rcoles, 25 de enero de 2017

La nueva técnica forense consiste en analizar el necrobioma, o sea, la comunidad de microbios que habita la piel de un cadáver.

Las bacterias "chivan" el momento exacto de una muerte

"¿Hora de la muerte?". La ciencia forense todavía no ha conseguido dar una respuesta demasiado exacta a esta pregunta tópica de las películas y series policíacas, aunque ahora podía afinar más gracias a una nueva técnica: el análisis del necrobioma. O dicho de otra manera, el recuento de la comunidad de bacterias que habita un  cadáver cuando es encontrado.

Esto permitirá datar el llamado intervalo post-mortem (PMI, por sus siglas en inglés) con más exactitud que con las pistas tradicionalescomo el estado del cuerpo y los insectos que lo acompañan. Porque las condiciones meteorológicas y la localización geográfica a menudo desbaratan las estimaciones.

"Un vertebrado en proceso de descomposición es como un ecosistema muy dinámico", ha explicado Nathan Lens, microbiólogo de la City University de Nueva York y autor principal del estudio. Hay factores biológicos, como el descenso de niveles de oxígeno y nutrientes, que hacen variar sensiblemente el tipo de microorganismos que colonizan el cuerpo. Los investigadores, que acaban de publicar su trabajo en la revista PLOS ONE, creen que en el futuro podrán ampliar las zonas de donde se toman las muestras y confeccionar modelos aún más fiables.


Publicado por jacintoluque @ 4:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios