Viernes, 27 de enero de 2017

helados exoticos

Hay una expresión que hace referencia a algo sumamente aburrido refiriéndose a ello como helado de vainilla. Ustedes me van a perdonar, pero no existe nada como un helado de vainilla. Claro que de vez en cuando uno no puede resistirse a probar sabores más exóticos. 

Y ahí comienzan los problemas, o las fortunas, dependiendo de cómo lo miren. Porque la gente se pone creativa y piensa que si se pueden hacer helados con ron y pasas, pues no debe haber límite. 

Tal vez debería haberlo, o quizás no. Porque la humanidad es tan diversa como humanos hay. Y Los gustos no caen demasiado lejos. Es cierto que hay cierto tipo de estándares precargados en nuestros subconscientes sociales. Pero esto no quiere decir que probar unhelado de sabores que suenan como una mala idea, sea realmente una mala idea. 

Como dicen por ahí: Entre gustos y colores... 

¿Les parece si damos unas vueltas por las heladerías del mundo a ver los sabores más extraños que posiblemente no te atreverías a probar? O a lo mejor eres más aventurero y mientras más raro, mejor. 


#13 Queso de cabra 
helados extranos
Ok, vamos a empezar suave. Porque tal vez suene un poco raro eso de un helado de queso de cabra, pero es lácteo al fin y al cabo y tampoco será tan terrible, digo yo. Al menos en comparación con otras opciones que veremos en esta lista. 


#12 Banana, chocolate blanco y curry 
helados horribles
Al menos tiene chocolate, ¿no? Y un helado de banana tampoco suena tan descabellado. Ahora, lo del curry sí que es estirar la cosa. 

Ya saben, si alguna vez se ven en Chicago y consiguen una heladería que se llama Black Dog Gelato, no duden en entrar a ver que otros sabores exóticos como este consiguen. 


#11 Vegetales 
cremas heladas
Ya sabemos que eso de ser vegetariano se ha vuelto toda una forma de vida. Una cultura. Y está muy bien. Es sano, la gente se siente bien, a veces hasta se creen que poseen cierta superioridad moral (te estoy viendo a ti, Lisa Simpson). 

¿Pero no les parece que, a veces, llegamos demasiado lejos? ¿Helados de vegetales? ¿En serio? 


#10 Jamón serrano 
grido club
No cabe la menor duda de que el jamón serrano es una de las mayores delicias culinarias a las que podemos someter nuestro paladar. 

En pizzas, en sándwiches, en muchos platos. Principalmente salados, aunque no es poco común comer jamón serrano con melón, por ejemplo. Y es que esas mezclas de salado con dulce casi siempre dan resultados fabulosos. 

Suponemos que esta sería la idea de crear un helado de jamón serrano. No se me ocurre ni cómo debe saber, algunos pensarán que es un desperdicio de jamón, o de helado


#9 Tocino 
helados asquerosos
No se puede confiar en alguien a quien no le guste el chocolate o el tocino. Ahora, tampoco es para volvernos locos y mezclar el tocino con chocolate. O simplemente hacer helados de tocino. 


#8 Caviar 
Pasa y probate estos sabores de Helados!
Como saben, el caviar es una exquisitez y por tanto muy costoso. Así que sólo podemos suponer que un helado de caviar debe ser más caro que el resto. Si además le agregamos el valor por lo exótico, seguro es darse un lujo. 

Pero obviando todo esto, este podría un sabor que no me llamaría la atención probar. Quizás si tú te lo compras y yo te robo un poquito, pero teniendo mi heladito seguro a mano para sacarme el mal sabor. Por si acaso. 


#7 Rábano 
nuevos sabores de helados
La heladería Max & Mina's, en Queens, New York, se caracteriza por experimentar con sabores exóticos y ofrecer los menos comunes helados a los que nuestro paladar simplón occidental está acostumbrado. 

Los hermanos que llevan las riendas, basados en las recetas de sus abuelos, no paran de cambiar el menú. Pero hay algunos que son titulares. Como el de rábano, o el helado de pizza, o el de ajo, o el de jalapeño. 


#6 Huevo de cocodrilo 
helados exoticos
¿Por qué? Quiero decir, entiendo que a la gente le guste probar cosas nuevas, exóticas, diferentes. Descubrir sabores nuevos es parte de la aventura de la vida. Pero, tal vez, es posible, que a veces se nos va un poco la mano. 


#5 Frijoles negros 
helados extranos
O caraotas, como les llamamos en Venezuela. En el estado de Mérida hay una heladería que se dedica a crear los sabores más extraños posibles. Hay de todo, desde calabaza (auyama), hasta el súper popular helado de caraotas, o frijoles negros. 


#4 Wasabi 
helados horribles
La primera vez que comemos sushi, todos nos preguntamos qué es la pasta verde que le acompaña. A simple vista no se ve particularmente desagradable, no te imaginas lo picante que puede ser. Así que casi todos caemos en la trampa de probarlo a ciegas. 

Sabemos que hay personas a las que les encanta el picante. Nuestros amigos mexicanos probablemente tengan postres más calientes que esto. Pero de todas formas un helado de wasabi suena casi aterrador. 


#3 Langosta 
cremas heladas
La langosta es reconocida como un alimento delicioso y de clase. Por lo tanto costoso. Esto no evita que algunos pretenciosos culinarios tengan la idea de crear y/o comer helados de langosta. 


#2 Hígado graso 
grido club
O tal vez en francés suena menos asqueroso: Foie gras. No tiene tanto que ver el hecho de que personalmente no me gusta el hígado, como que realmente es una opción, digamos, poco convencional. 

¿Qué pasa en tu vida que tienes que llegar al extremo de crear/comer un helado de hígado? 


#1 Carne de caballo 
helados asquerosos
Este es sólo uno de los excéntricos, y francamente desagradables, sabores que ofrece el Ice Cream City, en el parque de diversiones Namja Town, en Tokio (porque claro). 

Puede que este les parezca el peor, pero el resto de las opciones no son mucho mejores: helado de lengua de vaca, helado de sal, heladode pulpo, helado de yakisoba. 

Y estos son sólo algunos ejemplos de las locuras de sabores que puedes encontrarte en las heladerías del mundo. La próxima vez que te comas tu aburrido cono de chocolate, piensa que podría ser uno sabor a ajo.
 


Publicado por jacintoluque @ 5:30
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios