Jueves, 02 de febrero de 2017

México analiza reemplazar importaciones de Estados Unidos por alimentos de Brasil y Argentina.

Cereales 900.jpg

Si las relaciones comerciales con Estados Unidos se tornan más rígidas, México puede optar por buscar otros proveedores, anunció la Secretaría de Economía mexicana.

En su primer contacto con altos funcionarios del gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, informó que México tiene la alternativa de diversificar las fuentes de sus importaciones agropecuarias.

"Les advierto: la apertura para granos y productos agrícolas y agropecuarios de Brasil y Argentina les va a consumir el gran mercado que hoy ustedes tienen en México", narró Guajardo.

El secretario de Economía se reunió con Peter Navarro, jefe del Consejo Comercial Nacional; Stephen Bannon, asesor senior de la Presidencia de Estados Unidos, y Jared Kushner, consejero superior de Trump, en Washington DC.

"Entonces, nada más les estoy avisando que mucho de lo que se está haciendo nos está llevando a amarrarnos con el resto del mundo para volver a equilibrar", agregó Guajardo.

Según las últimas estadísticas disponibles para un año completo (2015), Estados Unidos se ubicó como el mayor exportador mundial de carnes, con ventas externas por USD$ 14.261 millones, seguido por Brasil, con USD$13.078 millones, de acuerdo con datos de la Organización Mundial del Comercio.

México mantiene negociaciones por separado tanto con Brasil como con Argentina para ampliar las preferencias arancelarias que se otorgan mutuamente, a través de la modificación de acuerdos de complementación económica.

En el sector de cereales, Estados Unidos es el mayor exportador mundial, con USD$18.822 millones; mientras que Brasil se posicionó en el séptimo lugar, con USD$5725 millones.

Guajardo dijo que los funcionarios de Estados Unidos se enfocaron en plantear cambios en el sector manufacturero y "rara vez" hablaron de temas agrícolas.

Guajardo había dicho previamente que sus interlocutores no pueden iniciar formalmente negociaciones y, por tanto, relevar las posiciones que asumirán en las mismas; destacó que por la prioridad de sus principios planteados no prevé que el gobierno estadounidense pida subir los aranceles del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

"No pueden entrar formalmente en posiciones de negociación, porque no tienen la autorización para empezar a negociar; pero tienen un poco la visión de que lo más importante es rescatar esquemas productivos que se habían ido de América del Norte hacia otros continentes", refirió.

Estados Unidos exporta a México principalmente maíz, trigo y arroz entre los cereales, y carne porcina, de aves y bovina, todos esos productos en los que Brasil y Argentina son competitivos a nivel mundial.

Otros mercados

Bajo la advertencia de que no será un proceso "fácil" por la concentración con Estados Unidos, este es el momento de que México diversifique sus mercados de exportación a países del Medio Oriente y Asia, quienes están dispuestos a pagar el costo extra de la logística y la calidad del producto mexicano, consideraron analistas en comercio exterior.

Arturo Rangel, vicepresidente de Comercio Exterior de la Canacintra y Juan Antonio Barragán, socio de la consultoría Intrade, afirmaron que México tiene una tarea pendiente y que ha minusvalorado el comercio con Centro y Sudamérica; la relación con Asia se ha echado por la borda, mientras que se desaprovecha el Medio Oriente por desconocimiento.

"Redirigir nuestro comercio a otras naciones no será fácil ni rápido porque requiere de logística, procesos aduaneros, conocer otras culturas y nuevas formas de comercializar; pero justamente estamos en la mejor coyuntura para definir una política industrial, de comercio y desarrollo al interior", destaca Barragán, especialista en comercio exterior y aduanas.

Rangel refirió que las recientes visitas del gobierno de Enrique Peña al Medio Oriente, durante el año pasado, han permeado entre la industria y el sector agropecuario mexicano, con miras a arrancar proyectos a esas naciones.

De acuerdo con José Calzada Rovirosa de Sagarpa, México apunta a ser un socio estratégico en el tema agroalimentario para los países árabes (mercado de más de 1600 millones de musulmanes en 23 países), con planes para comercializar en cinco años más de USD$1000 millones, en un mercado que importa entre 80 y 90% de sus insumos.

"Hemos dejado en manos de grandes brokers (intermediario), que concentran la producción en Estados Unidos y luego distribuyen esa producción a Medio Oriente y Asia con etiquetas de EU, cuando el producto fue mexicano. Tenemos que ponernos las pilas para poder consolidar las mercancías y exportar directamente", comentó el vicepresidente de la Canacintra.

Refirió que los sectores potenciales hacia esas naciones son el agroindustrial (todos los granos y lácteos), y en la industria enviamos vehículos ligeros y pesados a mercados que tienen gran capacidad económica.

"Estamos llenos de TLCs, pero 80% del esfuerzo exportador se concentra en EU, de qué sirven acuerdos comerciales y aranceles preferenciales con el resto de las naciones, si no les podemos vender porque no hacemos el mínimo esfuerzo para vender", lamentó Juan Antonio Barragán.

Rangel acotó que hay tarea por hacer con o sin TLCAN, "competir no sólo por mantener ese mercado (el estadounidense) sino diversificar nuestros mercados"


Publicado por jacintoluque @ 12:27
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios