Domingo, 05 de febrero de 2017

gemelos

Hace muy poco, al fin fueron publicados los primeros resultados de uno de los experimentos espaciales más curiosos en toda la historia. 

Scott y Mark Kelly son hermanos gemelos idénticos, astronautas que participaron en el siguiente experimento: Scott viajó a la estación espacial internacional junto con otros astronautas y pasó ahí 340 días, mientras que Mark se quedó en la Tierra. El proyecto llamado Twin Study fue creado para estudiar la influencia de los viajes espaciales largos en la salud humana. Los hermanos que tienen el material genético básicamente idéntico, les proporcionaron a los científicos una gran cantidad de datos médicos que se estudiarán en el futuro. Pero desde ahora se conocen algunos resultados y son bastante curiosos. 

En los cromosomas humanos existen telómeros: su longitud se reduce con cada nueva división celular. Las células no pueden dividirse infinitamente, lo cual es uno de los factores del envejecimiento. Científicos descubrieron que durante la misión, los telómeros de Scott se volvieron más largos que los de su hermano. Cuando el astronauta regresó a la Tierra, los telómetros rápidamente regresaron al nivel que tenían antes del viaje. 

Además fueron descubiertas algunas diferencias en el ADN de los hermanos, sin embargo, sus indicadores también regresaron al nivel anterior dentro de un tiempo. Los científicos aún deben descubrir qué significa todo esto, además, la NASA planea llevar a cabo investigaciones con otros astronautas. 

Por cierto, el experimento con los gemelos Kelly nos hace recordar la "paradoja de los gemelos": en el marco de la teoría de la relatividad, Einstein había llegado a la conclusión de que a una velocidad cercana a la velocidad de la luz, el tiempo desacelera. Lo cual significa que Scott pudo volverse un poco más jóven tras pasar un año a bordo de una nave espacial. Claro que la estación espacial internacional no se mueve a la velocidad de la luz pero, tal vez pronto los resultados de este experimento arrojen la luz sobre las cuestiones eternas del envejecimiento humano. 

Y quién sabe, quizás gracias a las misiones espaciales, pronto se inventará un elixir de la juventud eterna.  


Publicado por jacintoluque @ 9:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios