Viernes, 16 de junio de 2017

En el cáncer de mama, de colon y de pulmón se producen modificaciones genéticas que ayudan a los tumores a proliferar. Un estudio ha obtenido un dibujo detallado de todas ellas.

Epigenoma tumores

Los tumores de colonpulmón y mama suponen entre el 70 y el 80% de todos los tumores humanos. Ahora, un equipo del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) ha indagado en la genética de estos tumores, aportando más datos sobre su origen. Más concretamente, su origen epigenómico. El epigenoma, literalmente ‘por encima’ del genoma, es el conjunto de modificaciones químicas que sufre el genoma. "Si el genoma son las letras de abecedario -formado por 56 millones de nucleótidos o letras-, el epigenoma son los acentos y marcas ortográficas que se colocan encima", ha explicado uno de los autores del estudio, Manel Esteller.

Esteller y su equipo han obtenido un dibujo del epigenoma completo de una de las modificaciones (o acentos) más comunes, conocida como la metilación del ADN. De este dibujo, que se ha publicado en la revista Oncogene, se pueden extraer tres fotos fundamentales. Una de ellas es el catálogo completo de todos los genes que han perdido su función protectora contra los tumores, debido a que han sido "silenciados" por este acento del epigenoma. También se ha obtenido un dibujo de todos los genes a los que este acento –la metilación- induce a la proliferación celular, lo que favorece el cáncer. "Los genes buenos son silenciados, y a los malos, se les incita a hablar", en palabras de Esteller. "Todos los tipos de cáncer son mezcla de ambas interacciones en los genes", comenta Esteller.

En tercer lugar, se ha visto que hay alteraciones epigenéticas en regiones cromosómicas largas al mismo tiempo. "Es como si pusiéramos un acento en todas las palabras de una misma frase, sin punto y seguido", lo que se conoce como hipometilación. "No sabemos por qué sucede", reconoce el investigador. 

El epigenoma, primer interlocutor del ambiente

Nacemos con un epigenoma que nos define como especie y como individuos, y éste se va modificando a lo largo de la vida por diferentes factores. Algunos de ellos son la edad, el sexo… y también las influencias del exterior, como la alimentación, el ejercicio, los tóxicos… "El epigenoma es el primer interlocutor de nuestro organismo con el ambiente. En ocasiones, existe una conversación errónea o agresiva entre el epigenoma y el ambiente. Tras esta primera ofensiva, finalmente produce el cambio genético, teniendo lugar las mutaciones que provocan los tumores", ha detallado Esteller

Por ejemplo, el tabaco es capaz de producir un cambio genético, es decir, un gen inhibidor de tumores deja de cumplir su función protectora.

Fármacos que bloquean el epigenoma erróneo

Por supuesto que la foto de los epigenomas de los tumores implica situarse más cerca de una terapia efectiva. Ya están disponibles fármacos aprobados para la leucemia, el sarcoma y ellinfoma que son capaces de bloquear estos acentos en el genoma humano. "La influencia del ambiente sobre el epigenoma se podría revertir es decir, sería posible eliminar la interacción incorrecta, borrar la conversación errónea antes de que las modificaciones lleguen al genoma", ha explicado Esteller.

Referencias:

E. Vidal, S. Sayols, S. Moran, A. Guillaumet-Adkins, M. P. Schroeder, R. Royo, M. Orozco, M. Gu, I. Gut, N. Lopez-Bigas, H. Heyn , M. Esteller. (2017). A DNA methylation map of human cancer at single base-pair resolution. Oncogene. Doi: 10.1038/onc.2017.176


Publicado por jacintoluque @ 7:44
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios