Viernes, 25 de agosto de 2017

Hay un punto o momento especial en las células donde podemos lograr que una célula débil o enferma vuelva a nacer con inteligencia, fuerza y vitalidad. La salud profunda y permanente no sólo es cuestión de una dieta que ayude a limpiar toxinas acumuladas y que ayude a regular el pH en especial de la sangre, sino que depende sobre todo de liberar a la célula del estrés

generado por vivencias y emociones que no han sido del todo liberadas y que influyen de forma notable en el comportamiento inteligente de nuestras células.

Toda enfermedad empieza cuando la célula se debilita y empieza a desconectarse de su propia inteligencia o consciencia natural para funcionar. Esta desconexión celular con su propia inteligencia provoca que la célula no pueda fluir como se debe, se vuelve lenta, densa, confusa al grado de desorientarse y perder su natural comportamiento.

La clave de la salud es hacer que las células fluyan…’

Fluir es una palabra clave en un proceso de sanación. Si no fluye de forma apropiada la sangre, el alimento, los liquido la energía, las emociones, etc., el cuerpo sin duda lo resentirá, y se generará lo que en medicina energética se conoce como bloqueo. Un bloqueo es algo que impide que las células de cualquier parte del cuerpo, fluyan su propia inteligencia sin obstrucción.

¿Qué cosas no dejan fluir a la célula?

Las células no fluyen porque podría ser que haya una dieta deficiente, que comas mucho, que comas poco, que comas alimentos carentes de valor nutritivo, que comas en desorden, etc. Pero, por encima del alimento, lo que no permite que la célula fluya es que la persona siente que no fluye en su vida. Si observas, toda persona enferma, siente que no puede fluir como quiere. Y si, hace memoria, antes de enfermarse sin duda había cosas en su vida que sentía no la dejaban fluir.  Y esto afecta a nuestras células, la sensación de no poder fluir.

Observa a la naturaleza. En todos los terrenos donde fluye el agua, el sol y los nutrientes, puede crecer algo. Pero si alguno de estos elementos esenciales no fluye, no puede crecer nada, la tierra se vuelve débil y estéril, y más bien las cosas ahí sembradas morirán. Las células funcionan de la misma forma. Hay elementos importantes en nosotros que necesitamos para que las células renazcan de forma fluida e inteligente. Uno de esos elementos es sentirnos libres, amados, queridos y realizados en lo que deseamos. ¿Crees que lograr esto es muy difícil? Es difícil porque a veces damos muchas prioridades a muchas cosas, y no a lo esencial, que es fluir como queremos.

Si deseas sanar a profundidad y de forma permanente, tu palabra curativa para tomar cada día será fluir

Si estas enfermo o deseas sanar cualquier cosa en tu cuerpo o con alguien más, preguntarte que cosas en tu vida has sentido no te han dejado fluir. Quizá sientes que has tenido una infancia problemática que no te ha permitido ser o tener lo que necesitabas, o quizá sea que el dinero, y lo que sientes, no te permite hacer, tener o fluir como quieres, y es muy probable que sientas que haya personas o situaciones que te impiden ser lo que quieres ser, es decir, te critican, te intimidan, te juzgan esto hace que te sientas obstaculizado en poder ser.

Tu piensas que allá afuera hay muchas cosas que pueden impedirte fluir, que pueden hacerte sentir mal, limitado, intimidado. Pero debes saber que tu mente es como la tierra, la cual puede convertir excremento en nutrientes. Tu mente puede convertir una experiencia desagradable o limitante en algo nutritivo. Todo depende de la forma en como veas las cosas y como te permitas aprender de la experiencia. SI tu energía no fluye y se estanca en la experiencia limitante, y la repasas constantemente sin encontrarle sentido, entonces tu energía estará en esa experiencia que te bloquea, no puedes fluir por esto y lo otro, y tarde o temprano tu cuerpo lo resentirá.

Enfermedades recurrentes o graves

Las enfermedades graves o recurrentes, o que regresan después de haberse ido y no acaba de sanar, se deben a que la célula no acaba de fluir. Tus células hablan de forma muy evidente de la forma en como te sientes. Por ejemplo. SI te has quedado con un fuerte sentimiento de rechazo, de indignación o de frustración, y aun no lo has entendido, entonces la experiencia en lugar de nutrirte, te desnutrirá espiritualmente y debilitara tu cuerpo y mente.

Punto Cero: el momento de sanación y del milagro curativo

Punto cero es el momento donde la célula se libera de dolor y experiencias limitantes que están en el pasado, o de miedos e inseguridades futuras, y puede colocarse en momento presente, el cual es el punto de sanación de toda célula. Si estas atrapado en el pasado, si vives preocupado o temeroso por el futuro, tu energía se columpiará constantemente en estos dos tiempos, pasado y futuro, atrás y adelante, y no puede fluir ni concentrarse en ser en el momento presente. La mayoría de las personas viven así: entre el pasado y el futuro, y nunca están atentas al presente.

Vive el presente

Estar presente significa que tu presencia esta completamente donde estas. No estas pensando en lo que pasó ayer, ni en si tendrás dinero o no para mañana, no estas pensando en lo que te hacen los demás ni en si te dejara aquello que amas. Estar presente es el punto de creación, crear el momento que deseas pese a cualquier circunstancia, no importa lo que tienes o eres, lo que pasara mañana o lo que pasó ayer. Sólo te conectas y vives, sólo aceptas lo que es, sólo cierras los ojos y te enfocas en lo que deseas, sueñas, te dejas ser libre para fluir lo que realmente te entusiasma ser, tener o vivir. Pero a veces, crear momentos intensos y gratificantes no es posible por todo lo que nos distrae.

SI deseas realizar una sanación profunda y empezar a usar tu energía de forma más poderosa para crear la vida que deseas, te sugiero que veas el video a continuación el cual te ayudara a lograr una verdadera activación del poder que tienes para sanar y crear.


Publicado por jacintoluque @ 8:08
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios