Martes, 17 de octubre de 2017
Sin importar el tiempo que pase, las hamburguesas de McDonald’s no se descomponen como otros alimentos. Este rumor ha circulado en Internet desde hace varios años, y existe un buen motivo para la propagación de esta especie de leyenda urbana: es totalmente verdad. Ejemplo de esto es un islandés llamado Hjörtur Smárason, que en 2009 adquirió una hamburguesa en un establecimiento de la cadena de comida rápida (antes de que cerraran en aquel país) y, desde entonces, ha transmitido el producto en vivo a través de Internet. La hamburguesa se mantiene como recién hecha después de casi 8 años. 

comida


Un cliente canadiense decidió preguntar directamente a la empresa los motivos por los que su producto estrella (Big Mac) aparentemente es imperecedero. Y la marca le respondió. En un comunicado, McDonald’s dejó testimonio de una conversación con Keith Warriner, el director del Departamento de Ciencias Alimenticias y Control de Calidad de la Universidad de Guelphs, con sede en Canadá. 



La respuesta de McDonald’s. 

Warriner argumenta que la razón principal por la que la hamburguesase mantiene en tan buen aspecto es la falta de humedad. “Básicamente, los microorganismos responsables por la descomposición son como nosotros. Requieren de agua, nutrientes, una fuente de calor y tiempo para crecer. Si se les priva de uno de estos elementos, no pueden crecer y dañar la comida”, explica. “Cuando se trata de una comida de McDonald’s, la carne pierde agua en forma de vapor durante su preparación. Tostar el pan también reduce la humedad en las rebanadas. Esto significa que, una vez preparada, la hamburguesa está totalmente seca”. 

Publicado por jacintoluque @ 9:42
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios