Viernes, 03 de noviembre de 2017

Entrevistamos a Gerónimo Villanueva, investigador argentino de la NASA especializado en la búsqueda de moléculas orgánicas en otros planetas. ACÁ podés escuchar la entrevista. 

El mendocino Gerónimo Villanueva, investigador de la NASA especializado en la búsqueda de moléculas orgánicas en otros planetas. 
Desde hace 12 años Villanueva reside en los Estados Unidos y es uno de los científicos responsables del estudio que determinó la existencia de agua en Marte y ahora, apunta sus antenas al planeta rojo para dar con alguna evidencia de vida. Además, la International Astronomical Union nombró el planeta menor 1981EW17 (9724) como Villanueva, en honor al investigador. 

Guillermo está entusiasmado con la posibilidad de encontrar vida en ese planeta que cada día que pasa se parece más a la Tierra. Él estudia la habitabilidad en ese planeta que en el pasado se pensó colonizado por civilizaciones tecnológicas y al que en pocos años se enviará una primera misión tripulada con la mente puesta en la posibilidad de encontrar vida. 
Según Villanueva -que posee nacionalidad argentina, italiana y estadounidense- hubo una época en la que se pensó en la existencia de civilizaciones marcianas, una circunstancia que alimentó las mentes de científicos, escritores y cineastas de todo mundo. 
Pero después de las misiones enviadas "se descubrió que Marte era un planeta árido, un análogo del desierto chileno de Atacama, con una radiación extrema y bajísimas temperaturas en el que es imposible sobrevivir". 
Shout Gif

Esto le ha llevado a participar en el equipo que está a cargo de ese auténtico laboratorio móvil que es el Curiosity y que hace unos días confirmó el hallazgo de agua en el cuarto planeta del Sistema Solar. 
"Se está descubriendo que Marte tuvo un pasado muy habitable y puede serlo ahora también, porque cuando buscamos vida, lo hacemos bajo la superficie terrestre, donde se cumplen ciertas condiciones para la biología", detalla. 
Lo que hace a un planeta habitable, según Gerónimo, es la presencia de una corteza sólida, una atmósfera y agua líquida en su superficie, condiciones que hasta ahora sólo se dan en la Tierra. 
Sin embargo, los recientes descubrimientos permiten apreciar que por debajo de las tierras marcianas se encuentra una "gran cantidad de agua líquida subterránea y gases orgánicos", lo que podría derivar, en un futuro lejano, en una colonización humana. 
Desde 2012, la NASA se encuentra en una fase histórica de exploración interplanetaria, cuando el primer robot avanzado, el Curiosity, envió imágenes de la corteza de Marte, tras un viaje desde la Tierra de 567 millones de kilómetros. 
"El plan de la NASA es enviar una expedición humana en 2032, pero todavía falta mucha tecnología por desarrollar, además de un presupuesto y voluntad política para concretarla", subrayó. 
Según Gerónimo Villanueva, una misión astronauta al espacio cuesta treinta veces más que una expedición robótica básica, lo que supone un rompecabezas logístico y requiere la adopción de una serie de condiciones por parte de las autoridades estadounidenses.


Publicado por jacintoluque @ 6:49
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios