Domingo, 08 de septiembre de 2019

Si por verdadero pulmón se está haciendo referencia al mayor productor de oxígeno, entonces está claro que el Amazonas no lo es.

Aproximadamente el 98% del oxígeno de la atmósfera se estima que proviene de la fotosíntesis.

Distribución oceánica y continental de la fotosíntesis.

De todos los organismos fotosintéticos, la mayor contribución al oxígeno atmosférico corresponde a las cianobacterias y algas del fitoplancton oceánico y a las plantas terrestres.

En las capas superficiales oceánicas se produce un 50% del oxígeno existente en nuestra atmósfera terrestre.

El Amazonas produce en suma y resta, (oxígeno liberado y consumido en este ecosistema), entre un 5 y un 6% del oxígeno atmosférico.

Esta selva sudamericana es de gran relevancia para la biodiversidad y la regulación del clima de América. También afecta a nivel global con nubes que son llevadas a otras regiones de la Tierra para precipitar allí.

Otra cosa a considerar es el papel del Amazonas como sumidero de carbono, absorbe alrededor del 15% de este gas de efecto invernadero de la atmósfera. Esto junto con el aporte de los océanos en el mismo sentido ayuda a que no acelere el calentamiento global.

Con esta gran selva deforestada hay un doble impacto negativo; por un lado no hay más captación de carbono, por el otro ese sumidero se liberaría a la atmósfera en su totalidad.

Se estima que en el Amazonas se absorbe el 5% del carbono de origen fósil, puede parecer poco, pero esa es la mitad de las emisiones que genera Europa.


Publicado por jacintoluque @ 8:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios