Martes, 31 de diciembre de 2019

La regla de oro de la medicina —“lo primero es no hacer daño”— implica que los beneficios esperados de un tratamiento deben superar sus riesgos potenciales.

Hace como un mes dejé de tomar un medicamento sin contactar primero al doctor que me lo recetó, una decisión que regularmente he advertido a otros que nunca hagan. Un neurólogo me había recetado el anticonvulsivo Keppra como medida preventiva, en caso de que una convulsión hubiera sido la causante de una caída en la que me golpeé la cabeza y sufrí una breve pérdida de memoria.

El neurólogo estaba tomando las precauciones debidas conmigo. Hace dos años, había tenido un accidente igual de misterioso, acompañado de una laguna mental de unos quince minutos.

Ya se había descartado un trastorno del ritmo cardíaco y pasarían semanas antes de que pudiera someterme a un estudio de tres días de mis ondas cerebrales para detectar actividad convulsiva. Pero después de diez días de tomar Keppra, cuya etiqueta advertía que podía causar adormecimiento, me sentía mucho peor que “muy somnolienta”. Apenas podía moverme. Pasaba todo el día en cama, incapaz de trabajar, leer o incluso ver televisión. Además, estaba deprimida, lo suficiente como para empezar a enumerar las actividades que podía cancelar, como quizás la vida misma.

Cuando una amiga me comentó que ella también había estado fatigada y deprimida mientras tomaba otro anticonvulsivo, tuve que saber si mis síntomas eran causados por la lesión en mi cabeza o el medicamento, y la manera más fácil de descubrirlo un sábado por la noche era dejar de tomarlo. Luego de 36 horas, era una persona nueva, había recuperado casi por completo mis niveles normales de energía, habilidad para trabajar y entusiasmo por la vida.

Al principio, pensé que me adaptaría a los efectos secundarios del medicamento, pero no hacían más que empeorar cada día. Mi amiga me dijo que había dejado de tomar el anticonvulsivo cuando terminó sentada en el borde de una ventana abierta. Ese lunes, llamé a la oficina del neurólogo y aunque me regañó con toda razón por haber dejado de tomar el medicamento sin su aprobación, al menos viví para contarlo.

Estoy segura de que no he sido la única en abandonar un medicamento sin —o incluso en contra de— la recomendación de un doctor. No hay duda de que muchos, como yo, experimentaron efectos secundarios que eran mucho peores que la condición que el medicamento debía tratar.

La regla de oro de la medicina —“lo primero es no hacer daño”— tiene como corolario que los beneficios esperados de un tratamiento deben superar sus riesgos potenciales. Es la base para la aprobación de los medicamentos recetados de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA).

La aprobación de la comercialización incluye una revisión de la información que se muestra en el paquete, la cual se supone debe enumerar los posibles efectos secundarios, desde menores hasta graves, que se manifestaron durante las pruebas previas a su lanzamiento. Se insta a los consumidores a leer estas indicaciones antes de tomar un nuevo medicamento. Pero al igual que la lista obligatoria de efectos secundarios y advertencias que acompañan los anuncios de medicamentos impresos y televisados, estas pueden aterrorizar a algunos pacientes y hacer que se nieguen a tomar medicamentos que realmente podrían ayudarlos.

De acuerdo con Timothy O’Shea, farmacéutico clínico que escribe sobre medicamentos recetados, “cada año, un estimado de 4,5 millones de estadounidenses visitan un consultorio médico o una sala de emergencias debido a los efectos secundarios de sus medicamentos recetados”.

Dentro de los diez efectos secundarios “más aterradores” que O’Shea enumera en un artículo de Pharmacy Times, se encuentran las alucinaciones que se pueden vincular a medicamentos psiquiátricos como Seroquel y Haldol, los medicamentos para mejorar el sueño como Ambien y Lunesta, y algunos fármacos anticonvulsivos.

Hace varios años, en un viaje a Panamá, mi compañero de piso tuvo alucinaciones psicóticas por el medicamento Lariam, que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades habían recomendado en aquel entonces para prevenir la malaria.

Otro efecto alarmante es la pérdida de memoria que a veces producen los “sedantes hipnóticos análogos de benzodiazepinas, como Ambien, Lunesta y Sonata”, escribe O’Shea. Sin embargo, más preocupante es el riesgo creciente de pensamientos y comportamientos suicidas en niños, adolescentes y adultos jóvenes, asociado con todos los antidepresivos.

Todos los medicamentos, recetados y de venta libre, tienen efectos secundarios o la posibilidad de causarlos, y el secreto para su uso seguro y benéfico es conocerlos y saber cómo pueden cambiar con respecto a tu salud, hábitos, alimentación, sensibilidades alérgicas y otros medicamentos que tomes. Por lo general, esos pequeños ajustes pueden hacer una gran diferencia en cuán efectivo y seguro sea un medicamento para ti.

Por ejemplo, las personas que toman anticoagulantes deben ser precavidas al tomar aspirinas y otros medicamentos antiinflamatorios no esteroideos que puedan incrementar el riesgo de pérdida de sangre.

Además de las interacciones dañinas entre medicamentos, muchos riesgos asociados con las medicinas provienen de su interacción con alimentos, bebidas, suplementos y otras dolencias. Por ejemplo, algunos medicamentos, incluida la mayoría de los analgésicos, funcionan mejor cuando se toman con algún alimento para reducir los efectos secundarios gastrointestinales, mientras que otros deben ser tomados con el estómago vacío para mejorar su absorción.

La dosis del anticoagulante Coumadin debe ser ajustada según el consumo de ciertos vegetales ricos en vitamina K como la espinaca, la col rizada y el brócoli, los cuales pueden reducir la efectividad del medicamento. La toronja y la granada pueden limitar la habilidad de una estatina para reducir el colesterol, pero la toronja puede incrementar los efectos de algunos medicamentos que tratan la hipertensión. Los fármacos antihipertensivos llamados inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) pueden alterar la excreción de potasio de alimentos como el plátano.

En general, es mejor evitar tomar medicamentos al mismo tiempo que ingieres vitaminas, hierbas medicinales u otros suplementos. Y a menos que te indiquen lo contrario, toma todos los medicamentos con un vaso entero de agua.

Probablemente la interacción dañina más común entre medicamentos y alimentos es la que sucede entre los fármacos y el alcohol, el cual puede aumentar o reducir los efectos de un medicamento de manera peligrosa. Consumir alcohol mientras se toma un analgésico narcótico puede resultar en una sobredosis accidental, incluso letal. Incluso en pequeñas cantidades, el alcohol puede intensificar los efectos secundarios de un medicamento y causar adormecimiento, mareo e incapacidad para concentrarse, conducir de forma segura u operar maquinaria.

Cuando te prescriban un nuevo medicamento, es recomendable leer las indicaciones de la caja antes de tomar la primera dosis. Puedes también consultar a tu médico acerca de lo que deberías saber para consumir el medicamento de manera segura.

Si sospechas que estás teniendo una reacción adversa al medicamento, no sigas mi ejemplo. En la mayoría de los casos, debes continuar con el tratamiento, pero llamar a tu médico lo más pronto posible. Sin embargo, si desarrollas una reacción alérgica como comezón intensa, hinchazón o dificultad para respirar, deja de tomar el medicamento inmediatamente y acude a la sala de emergencias más cercana o llama al 911.

Toma medidas especiales de precaución si crees que estás reaccionando a un medicamento relativamente nuevo en el mercado. Algunas complicaciones serias no son evidentes hasta que un medicamento ha sido usado durante años por muchas personas.

Cualquier reacción grave a un medicamento debe ser reportada a la FDA. El programa MedWatch de la agencia, fundado en 1993, les pide a los consumidores, así como a los profesionales de la salud, que informen sobre los eventos adversos graves. En www.fda.gov/medwatch puedes conseguir un formulario de notificación con instrucciones.

Jane E. Brody es columnista de Personal Health desde 1976. Ha escrito más de una docena de libros, incluidos los libros Jane Brody’s Nutrition Book y Jane Brody’s Good Food Book.

Jane Brody is the Personal Health columnist, a position she has held since 1976. She has written more than a dozen books including the best sellers “Jane Brody’s Nutrition Book” and “Jane Brody’s Good Food Book.” 


Publicado por jacintoluque @ 10:22
Comentarios (0)  | Enviar
Viernes, 27 de diciembre de 2019

Ni tomar más alcohol ni el café son buenas soluciones. Esto es lo que deberías ingerir.

resaca-recomendaciones

No existe una cantidad de alcohol no peligrosa. Cuando bebemos, por poco que lo hagamos, exponemos a nuestro organismo y a nuestro cerebro a una serie de riesgos. Dado que beber alcohol es una convención social muy extendida, con frecuencia el abuso de esta sustancia provoca una serie de síntomas característicos a la mañana siguiente.
Naúseas, dolor de cabeza, fatiga… son algunas de las formas que adopta esta forma de consumir alcohol. Beber de forma excesiva es el detonante por excelencia de la misma.
Pero, ¿realmente es tan sencillo este fenómeno? Algunas investigaciones científicas explican en detalle qué le ocurre a nuestro organismo cuando tomamos bebidas alcohólicas y por qué padecemos resaca.
El ingrediente activo del alcohol es el etanol, una sustancia que afecta directamente a nuestro cerebro y que produce que las neuronas trabajen de forma ralentizada. Por este motivo, no se habla con claridad o se pierde el equilibrio del cuerpo. Además, también produce un efecto de desinhibición, llevándonos a una toma de decisiones mucho más irresponsable o precipitada.
El segundo gran afectado en la lista es el aparato digestivo. Al no estar preparado para esta ingesta de alcohol, automáticamente lo rechaza e intenta expulsar la sustancia del cuerpo.
Finalmente, otro de los síntomas comunes es el apetito y la sedla deshidratación es el principal factor de la resaca. El etanol es, de nuevo, el culpable de que nuestro organismo no absorba la cantidad de agua necesaria para el correcto funcionamiento de los órganos.
Pese a que se ha intentado encontrar el remedio perfecto para combatir la resaca, la cruda realidad es que no se ha inventado una cura milagrosa. La mejor idea es evitar el alcohol pero, si de todas formas vas a beber, ten en cuenta estos consejos para superar las consecuencias del día siguiente.
Agua

Agua

Parece evidente, pero es básico en todas las resacas. Si tu cuerpo ha sufrido una fuerte deshidratación por el alcohol, no hay nada mejor que el agua. Además, tú cuerpo será el primero en pedírtela. El fuerte dolor de cabeza, se debe principalmente a la falta de líquidos, por lo que si consumo reducirá la molestia y sentará de lujo a todos tus órganos.
Mango
Ni los alimentos con grasa, ni el café ni tomar más alcohol son buenas opciones si lo que queremos es superar los excesos en alcohol de la noche anterior. Según la Clínica Cleveland en Ohio (EE.UU.), los azúcares naturales que encontramos en la miel y en frutas como el mango, los plátanos, las uvas o la sandía, pueden ayudarnos a eliminar más rápidamente todo el alcohol contenido en el organismo.
Espárragos

Espárragos

Jengibre o Kión

Los componentes del jengibre ayudan a aliviar las náuseas causadas por la resaca y también la sensación de mareo. Tomar alimentos con jengibre como galletas o pan, mejorarán nuestro malestar estomacal. También podemos utilizar raíz de jengibre rallada para prepararnos una infusión/té con idéntico resultado. Una infusión de Silybum marianum o cardo mariano puede ser otra opción muy factible
Arroz

Arroz

Al estar compuesto por hidratos de carbono, el arroz es una gran fuente de energía para el cuerpo. Es bueno para la piel y para mantener el correcto nivel de azúcar en la sangre. 
Avena

Avena

Coco

Coco

Esta exótica fruta contiene propiedades beneficiosas para la salud y el cuidado de la piel. Tanto su carne como el agua de coco contienen vitaminas y sales minerales que previenen los trastornos gastrointestinales. El agua de coco regenera la flora intestinal y es considerada una bebida isotónica natural. 

Publicado por jacintoluque @ 7:06
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 23 de diciembre de 2019
Jueves, 19 de diciembre de 2019
Mi?rcoles, 18 de diciembre de 2019
Lunes, 16 de diciembre de 2019

Las emisiones por países, por persona y por Km2 cambian el mapa de la contaminación

Las emisiones de CO2 por países no es el único factor que cuenta para establecer responsabilidades por el cambio climático. Las emisiones por persona o Km2 también influyen y señalan a países considerados referentes. Lo peor: su impacto ya es irreversible. Por Victoria López Rodas y Eduardo Costas (*).

Emisiones de CO2 en 2018 por países (MtCO2). Fuente: Global Carbon Atlas (clik sobre la imagen para más información)

Emisiones de CO2 en 2018 por países (MtCO2). Fuente: Global Carbon Atlas (clik sobre la imagen para más información)

La cumbre del clima celebrada en Madrid (COP25) ha seguido el patrón habitual: por una parte, exposiciones rigurosas de datos demoledores, advertencias serias de científicos, movilizaciones masivas de activistas ambientales, preocupación generalizada de ciudadanos, intentos de compromiso de algunos líderes políticos y empresariales… y, por otra, eco-postureo, “greenwashing”, marketing verde con escasos compromisos efectivos por parte de muchos gobiernos y empresas, reticencia generalizada al cambio y argumentarios falaces para justificar que el crecimiento económico está por encima de todo.  
  
Una vez más la cumbre del clima se aderezó con el desprecio absoluto de negacionistas malintencionados como Trump, quien incluso bromeó con que si hubiese ganado Hillary, Estados Unidos estaría “cubierto de molinos de viento y la gente no podría ver la televisión cuando el viento no soplase”. Una cumbre más, con buenas intenciones, esfuerzo y compromiso de mucha gente, e inoperancia interesada de muchos dirigentes. 
  
Para dar un baño de realidad al asunto, en el transcurso de esta cumbre, salió a bolsa Aramco, una compañía petrolera saudí, que con una valoración de casi dos mil billones de dólares -más que el total del PIB de España-, se ha convertido en la mayor empresa del mundo, desbancando a los gigantes tecnológicos como Apple o Microsoft. Da buena idea de la preocupación ambiental de los inversores que, solo en su primer día su cotización, haya subido un 10% -el máximo permitido por ley-. Y todo mientras se celebra la cumbre del clima. 
  
No es de extrañar: Aramco extrae crudo a menos de 6 dólares el barril. Y lo vende a algo más de 60 ¿Qué empresas tienen márgenes semejantes? 
  
A eso nos enfrentamos. Y lo tenemos difícil. Al menos podemos intentar entender cuál es la situación. 
  
Preocupación climática 
  
Según un reciente euro-barómetro, los europeos estamos preocupados por la crisis climática. Esta encuesta muestra que los españoles estamos muy por encima de la media europea en preocupación por el cambio climático, confirmando los resultados de otras consultas: a casi 9 de cada 10 españoles les causa inquietud el cambio climático. 
  
Queramos o no, el cambio climático se ha convertido en un tema recurrente en nuestras conversaciones. Mayoritariamente pensamos que los gobiernos nacionales y de la Unión Europea, junto con las grandes industrias, en especial las de los combustibles fósiles, son los principales responsables. También creemos que Estados Unidos y China son, con mucho, los grandes culpables. 
  
Una buena parte de la población tiene una opinión “aceptable” sobre la actuación de la Unión Europea: podría hacer mucho más, pero no es de los peores. A muchos de los jóvenes universitarios españoles que estudiaron y trabajaron en Europa les parece que países como Alemania lo están haciendo mejor que nosotros: fomentan las renovables, aíslan sus casas, utilizan la bicicleta… 
  
Pero… ¿Estamos en lo cierto? 
  
La difícil ecuación del CO2 
  
La realidad resulta sorprendente. Ante todo, hay que destacar que se trata de un problema bien estudiado por organizaciones de extremado rigor, como Global Carbon Atlas, Global Carbon Proyect, IPCC, NOAA…, que han utilizado millones de medidas. 
  
Actualmente China es, de largo, el país que más COlibera a la atmósfera (9838 millones de toneladas al año), seguido por Estados Unidos (5269 millones de toneladas al año) y la India (2466 millones de toneladas al año). Le siguen Rusia (1692 millones de toneladas al año) y Japón (1205 millones de toneladas al año). Alemania, Irán, Arabia Saudí, Corea del Sur y Canadá completan la lista de los 10 países que más cantidad de CO2 liberan a la atmósfera. 
  
Esta es la lectura inmediata del problema. Pero el asunto es más complejo y puede verse de otra manera. Además de esta visión del CO2 producido por cada país, podemos utilizar una unidad más ética: la cantidad de CO2 que produce al año una persona. 
  
China libera al año casi el doble del CO2 que los Estados Unidos, mientras que la India contribuye con casi la mitad del CO2 norteamericano. Pero un norteamericano genera 16 toneladas de CO2 al año, un habitante de China produce 7 toneladas de CO2 al año, y un hindú apenas alcanza las 1.8 toneladas por año. 
  
Así, aunque pensamos que China es un gran contaminador de CO2, un ciudadano chino contamina un poco menos que un español, y bastante menos que un alemán. 
  
En este sentido, aunque Catar “solo” libera a la atmósfera 129 millones de toneladas del CO2 al año, Kuwait 101 y Emiratos Árabes 239, el ciudadano medio de Catar bate el record de liberación de CO2 con 49 toneladas al año. El kuwaití medio empata con el ciudadano de Emiratos Árabes con 25 toneladas al año, ganándole incluso al ciudadano de Arabia Saudí con sus 19 toneladas. 
  
Entre los campeones de la contaminación por CO2 -y en segundo lugar mundial- se encuentra Curazao, una isla caribeña dependiente de los Países Bajos: cada uno de sus ciudadanos libera 39 toneladas de CO2 al año. Su principal industria es el refinado del petróleo. Los ciudadanos de otra isla caribeña, Trinidad-Tobago, también baten records con 30 toneladas de CO2 al año. La petroquímica y los hidrocarburos son (aparte del turismo) la principal industria de ese país.

Emisiones europeas de CO2 en 2018 (MtCO2). Fuente: Global Carbon Atlas.
Emisiones europeas de CO2 en 2018 (MtCO2). Fuente: Global Carbon Atlas.

CO2 por KM2 
  
Podemos analizar ahora una unidad con más significado ecológico: cuanto CO2 se libera por kilómetro cuadrado. 
  
Aquí Curazao gana por goleada (14.050 toneladas de CO2 por kilómetro al año), seguido de Catar (11.130), Trinidad-Tobago (7.990). Corea del Sur con (6139) y Kuwait (5.670) están entre los más contaminantes siguiendo este criterio ecológico. Por el contrario, Rusia (el cuarto país que más CO2 emite a la atmósfera, o Canadá (el décimo) tienen un impacto mucho menor con solo 99 y 57 toneladas de CO2 por kilómetro y año respectivamente. 
  
Alemania, la gran potencia de una Europa aparentemente muy concienciada por el problema, no lo hace tan bien como parece: como país es el sexto que más CO2 libera al año, cada uno de sus habitantes libera casi 11 toneladas al año y también resulta un campeón europeo de contaminación por kilómetro cuadrado con 2.533 toneladas de CO2 por año. Francia y España lo hacen mucho mejor. 
  
No parece que las cosas vayan a cambiar mucho. Y es algo muy grave. 
  
Porque las encuestas también coinciden en que la mayoría de los que se preocupan por el cambio climático también piensan que es un problema reversible. 
  
¿Problema reversible? 
  
Pero el problema es que el sistema climático de la Tierra tiene una extraordinaria inercia. Pasarán décadas hasta que el CO2 ya liberado a la atmósfera haga todo su efecto. 
  
Imaginemos que ponemos al fuego una gran olla con agua fría: al cabo de un rato el agua sigue bastante fría, porque se va calentando poco a poco debido a su inercia térmica. 
  
La Tierra es el equivalente a una olla gigantesca y el CO2 liberado es el fuego que calienta la olla. Un fuego pequeño para una olla grande. Tardará en calentarse. Pero se calentará. 
  
Mientras más CO2 liberemos, más fuego -que no podemos apagar-, habrá. Y seguimos añadiendo más fuego a la olla.

Publicado por jacintoluque @ 7:26
Comentarios (0)  | Enviar

A los 34, 60 y 78 años de edad cambian los niveles de las proteínas sanguíneas

El envejecimiento se produce en tres momentos clave: a los 34, 60 y 78 años de edad, cuando se alteran repentinamente los niveles de 1.379 proteínas sanguíneas. Estos cambios permiten determinar también la edad de una persona.

Tony Wyss-Coray, autor principal del estudio que descubrió que los niveles de proteínas en la sangre pueden predecir la edad de una persona. Foto: Norbert von der Groeben. Stanford Medicine.

ony Wyss-Coray, autor principal del estudio que descubrió que los niveles de proteínas en la sangre pueden predecir la edad de una persona. 

El envejecimiento fisiológico no se produce a un ritmo uniforme, sino que atraviesa al menos tres momentos clave relacionados con los niveles de determinadas proteínas en la sangre. 

Esos tres momentos clave ocurren de media a los 34, 60 y 78 años: cuando alcanzamos esas edades, 1.379 proteínas transmitidas por la sangre muestran cambios notables en sus niveles. 

A lo largo de la vida, los niveles de esas proteínas en la sangre permanecen constantes, pero en torno a esas edades, experimentan cambios repentinos que les llevan a disminuir o a aumentar su presencia en nuestro organismo. 

Estos cambios repentinos tienden a agruparse en tres puntos separados en la vida de una persona: edad adulta, edad media tardía y vejez. 

Los cambios en los niveles de esas proteínas en la sangre no solo caracterizan, sino que posiblemente causan, el fenómeno del envejecimiento. 

Por este motivo, el análisis de las proteínas presentes en la sangre puede determinar también la edad de una persona. 
Estos son los principales resultados de una investigación desarrollada en la Universidad de Stanford cuyos resultados se publican en Nature Medicine. 

Muestras de más de 4.000 personas 

Los investigadores analizaron el plasma sanguíneo de 4.263 personas de entre 18 y 95 años, examinando los niveles de aproximadamente 3.000 proteínas diferentes y descubrieron que 1.379 varían con la edad. 

También pudieron establecer que una mezcla de 373 proteínas sanguíneas pueden usarse para predecir con precisión la edad de una persona, con un margen de aproximadamente tres años. 

Con una salvedad importante: cuando el cálculo de la edad con este sistema atribuye un tiempo de vida menor a la edad real de una persona, sus niveles de salud son superiores a los que se corresponden con su edad. 

La investigación confirma dos cosas: por un lado, que existe una conexión entre el envejecimiento y la sangre. Por otro lado, que los hombres y las mujeres envejecen de manera diferente. 

De las 1.379 proteínas que evolucionaron con la edad, 895 (casi dos tercios) fueron significativamente más predictivas para un sexo que para el otro.

Aplicaciones 

Esta investigación ayudará a comprender mejor cómo el cuerpo se va degenerando a medida que envejecemos y a diseñar medicamentos específicos para tratar enfermedades relacionadas con la edad. 

El hecho de que la edad de una persona se pueda establecer a partir de los niveles de proteínas en la sangre determina la existencia de un reloj fisiológico tiene un potencial de uso médico interesante: por ejemplo, puede detectar el envejecimiento prematuro de una persona. 

También servirá para encontrar medicamentos que retrasan el envejecimiento de manera observable (a partir de  la evolución de los niveles de proteínas en la sangre), e incluso para descubrir medicamentos que aceleran el envejecimiento. 

De todas formas, cualquier aplicación clínica de la técnica tardará en implementarse entre cinco y 10 años, añade, aunque con una validación adicional podría usarse entes de esas fechas para cosas concretas. 

"Hemos sabido durante mucho tiempo que medir ciertas proteínas en la sangre puede brindar información sobre el estado de salud de una persona: lipoproteínas para la salud cardiovascular, por ejemplo", explica Tony Wyss-Coray, investigador principal, en un comunicado

"Pero nunca se había apreciado cuántos niveles de proteínas diferentes, aproximadamente un tercio de todos los que observamos, cambian notablemente con el avance de la edad", concluye.
Referencia 

Undulating changes in human plasma proteome profiles across the lifespan. Benoit Lehallier et al. Nature Medicine volume 25, pages1843–1850(2019). DOI: https://doi.org/10.1038/s41591-019-0673-2 

Publicado por jacintoluque @ 7:06
Comentarios (0)  | Enviar
Lunes, 02 de diciembre de 2019

Hay que quintuplicar los compromisos para contener el calentamiento global

Todavía es posible contener el calentamiento global, pero es preciso quintuplicar los compromisos de reducir las emisiones contaminantes si queremos evitar la catástrofe climática, advierte la ONU.

Foto: Karsten Würth.

Las emisiones globales de gases de efecto invernadero deben reducirse 7,6% cada año entre 2020 y 2030 para que el mundo logre frenar el calentamiento global en 1,5 °C este siglo, advierte un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (UNEP). 

El Informe sobre la Brecha de Emisiones indica que, incluso si se implementan todos los compromisos no condicionados del Acuerdo de París, las temperaturas aumentarán 3,2 °C a fines de siglo, lo que provocará impactos climáticos destructivos y de amplio alcance. 

Para evitar este escenario y lograr el objetivo de 1,5 °C, los compromisos de reducción de emisiones deben quintuplicarse, sentencia el informe. 

La décima edición del informe de UNEP será debatida en el marco de la 25ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), que tendrá lugar desde el 2 de diciembre en Madrid, España. 

En el año 2020, durante la COP26 que se celebrará en Glasgow, Reino Unido, se espera que las naciones fortalezcan la ambición de sus compromisos climáticos. 

"En los últimos diez años el Informe sobre la Brecha de Emisiones ha hecho sonar las alarmas. Y en esos diez años el mundo sólo ha aumentado sus emisiones", dijo el Secretario General de la ONU, António Guterres. 

"Nunca ha habido un momento más importante para escuchar a la ciencia. Si no prestamos atención a estas advertencias y no tomamos medidas drásticas para revertir las emisiones, continuaremos presenciando olas de calor, tormentas y contaminación mortales y catastróficas", añadió. 

Mayores impactos climáticos 

El Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) advirtió que un calentamiento global superior a 1,5 °C a fines de siglo aumentará la frecuencia e intensidad de los impactos del cambio climático. 

"Nuestro fracaso colectivo para actuar a tiempo y de forma contundente contra el cambio climático significa que ahora debemos realizar reducciones más drásticas de las emisiones: más de 7% cada año durante la próxima década", explica Inger Andersen, directora ejecutiva de UNEP. 

“Esto demuestra que los países simplemente no pueden esperar hasta finales de 2020, cuando entren en vigor los nuevos compromisos climáticos, para intensificar la acción. Los gobiernos nacionales y cada ciudad, región, empresa e individuo deben actuar ahora”, añadió Andersen. 

“Durante 2020 necesitamos, primero, medidas efectivas para reducir las emisiones lo más posible. Luego, debemos fortalecer las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC) para impulsar las transformaciones necesarias en nuestras economías y sociedades, y recuperar así el tiempo perdido. Si no hacemos esto, la meta de 1,5° C estará fuera de nuestro alcance antes de 2030", alertó. 

Desequilibrios 

Las naciones del G20 (19 países más la UE) son responsables de 78% de todas las emisiones globales, pero sólo cinco de estos países se han comprometido con un objetivo de cero emisiones a largo plazo, indica el informe. 

A corto plazo, los países desarrollados tendrán que reducir sus emisiones más rápido que los países en desarrollo, por razones de equidad. 

Sin embargo, todos los países deberán contribuir más por el bien colectivo. Los países en desarrollo pueden aprender de los esfuerzos exitosos en los países desarrollados, e incluso pueden superarlos y adoptar tecnologías más limpias a un ritmo más rápido. 

El informe indica que en 2020 todas las naciones deben aumentar sustancialmente la ambición en sus NDC, y dar seguimiento a las políticas y estrategias para implementarlas. 

Hay soluciones disponibles para hacer posible el cumplimiento de los objetivos acordados en París, pero no se están implementando a la velocidad requerida ni a una escala suficiente.

Más emisiones 

Cada año, el Informe sobre la Brecha de Emisiones evalúa la disparidad entre las emisiones previstas para 2030 según los compromisos actuales y los niveles consistentes con los objetivos de 1,5 °C y 2 °C, establecidos en el Acuerdo de París. 

El último informe revela que las emisiones de gases de efecto invernadero han aumentado 1,5% anual durante la última década. En 2018, alcanzaron un récord de 407,8 partes por millón (ppm), tal como informamos en otro artículo

Para limitar el aumento de temperatura, son necesarios recortes en las emisiones de 7,6% anual entre 2020 y 2030 para cumplir con el objetivo de 1,5 °C y de 2,7% anual para el objetivo de 2°C, establecidos en el Acuerdo de París. 

Aún es posible limitar el cambio climático a 1,5 °C, conlcuye el informe. Las soluciones son abundantes. Hay muchos esfuerzos ambiciosos de gobiernos, ciudades, empresas e inversores, y existe una mayor comprensión sobre los beneficios adicionales de la acción climática, como el aire limpio y el impulso a los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

Como cada año, el informe se centra en el potencial de sectores seleccionados para lograr recortes de las emisiones. En esta edición se analiza cómo la transición energética y el potencial de eficiencia en el uso de materiales pueden contribuir a cerrar la brecha de emisiones.
Referencia 

Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019. 26 November 2019. Programa de la ONU para el Medio Ambiente.

Publicado por jacintoluque @ 9:07
Comentarios (0)  | Enviar

ambién puede detectar virus peligrosos según sus nucleótidos

Investigadores rusos y alemanes han creado una molécula que permitirá curar enfermedades cardíacas y detectar virus peligrosos según sus nucleótidos.

Esquema químico del resultado. RUDN.

Esquema químico del resultado.

Un equipo de investigadores rusos y alemanes han sintetizado el primer receptor químico que, en 
condiciones de solución acuosa, puede enlazarse eficientemente con el guanosín monofosfato cíclico (GMPc), sustancia que regula muchos procesos fisiológicos en los sistemas cardiocirculatorio y nervioso. 
  
Este trabajo permitirá crear, por ejemplo, medicamentos más eficientes para curar secuelas del infarto de miocardio, así como métodos de detección de los virus según sus nucleótidos. Los resultados de esta investigación se publican en  el Journal of Organic Chemistry
  
Cuestión de receptores 
  
Los ácidos nucleicos, ADN y ARN, consisten en nucleótidos o fosfatos de nucleósido. 
  
Los nucleótidos libres participan en la síntesis de las sustancias químicas en las células, influyen en la actividad de los fermentos y funcionan como los portadores de energía. 
  
Por lo tanto, para solucionar muchos de los problemas médicos y biotecnológicos es necesario crear los receptores, es decir, moléculas que son capaces de “atrapar” o enlazarse con los nucleótidos determinados. 
  
Esto permitirá definir qué tipos de nucleótidos contiene la solución, entender mejor los mecanismos de los procesos fisiológicos, también crear medicamentos dirigidos que influyen selectivamente en unas funciones de la célula, sin influir en las otras. 
  
Problema resuelto 
  
El director del departamento de la Química Inorgánica de la Universidad de la Amistad de los Pueblos de Rusia (RUDN), Víctor Khrustalev, y sus colegas de la Universidad tecnológica de Chemnitz (Alemania) han solucionado este problema en el contexto de nucleótido GMPc (el guanosín monofosfato cíclico). 
  
Se trata de una forma cíclica de nucleótido que se forma de guanosín trifosfato (GTP). Esta forma funciona como el intermediario secundario y arranca una cascada de reacciones que activa las funciones fisiológicas en los músculos lisos del corazón, hipófisis, retina y otras células. 
  
Mediante los receptores adecuados se puede influir en GMPc y, así, curar las consecuencias del infarto de miocardio, hipertrofia cardíaca e insuficiencia cardíaca. 
  
Las moléculas no se enlazan tan fácilmente con los nucleótidos en las condiciones de solución acuosa.  La molécula de GMPc consiste en la base de nucleótido y residuo de fosfato.  

Uniendo moléculas 
  
Para crear la molécula que puede enlazarse bien con el GMPc en la solución acuosa, los investigadores de trabajo unieron dos moléculas diferentes en sus características: macromolécula cíclica que por su estructura puede unirse con la base de nucleótido GMPc, y colorantes de naftalimida que pueden juntar la parte de fosfato de GMPc. 
  
La estructura de la molécula recibida es sobre todo una estructura [2+2], es decir, son dos partes de la macromolécula de cohesión anionica y dos partes de colorante de naftalimida. 
  
Además, los bioquímicos descubrieron que si el material de partida es altamente diluido durante el proceso de la creación de la nueva molécula, más a menudo se forma un macrociclo más grande [4 + 4]. 
  
Fluorescencia y concentración 
  
Para comprobar la eficiencia de la unión de la molécula recibida con el GMPc los bioquímicos definieron y visualizaron la estructura de la molécula mediante la espectroscopia de resonancia magnética nuclear y probaron la solución vía los métodos de prueba UV-visual.  
  
El método está basado en la relación directamente propocional entre fluorescencia y concentración en la solución de la sustancia evaluable. 
  
Los científicos también compararon las estructuras de las macromoléculas formadas con el sulfato y ATP mediante el método de microscopía de fuerza atómica. Las investigaciones de la unión mostraron que el receptor es selectivo con el GMPc, es decir tiende a unirse con él. 
  
Los resultados recibidos es el primer paso para la elaboración de los receptores selectivos para los monofosfatos de nucleósido que en el futuro permitirán regular los procesos químicos en las células, descubrir partículas virales en la sangre, asimismo, crear medicamentos que interactúan con las partes de la célula determinada juntándose con el ácido nucleico determinado.

Referencia 


Conformational Selection in Anion Recognition: cGMP-Selective Binding by a Naphthalimide-Functionalized Amido-Amine Macrocycle.  Aleksandr S. Oshchepkov et al. Journal of Organic Chemistry 2019, 84, 14, 9034-9043, May 22, 2019. DOI:https://doi.org/10.1021/acs.joc.9b00947 

Publicado por jacintoluque @ 8:56
Comentarios (0)  | Enviar