Viernes, 24 de abril de 2020

La cuarentena y el uso obligatorio de mascarillas han puesto en más de aprieto a las miles de personas que utilizan lentes.

(Foto: Depositphoto)

Cualquiera que use o haya utilizado lentes,con toda seguridad ha tenido que lidiar en más de una ocasión con la desagradable situación de verse con las lunas empañadas, un efecto que se produce fundamentalmente por los cambios bruscos de temperatura.

Otra situación en la que los cristales de los lentes tienden a empañarse constantemente es cuando utilizamos mascarilla, que en estos tiempos de cuarentena es una obligación. Si usas lentes y has tenido que salir de casa durante estos días de confinamiento, ya sea para trabajar o hacer las compras, seguramente podrás dar fe de ello, y de lo molesto que resulta.

Por eso, y para alegría de los miles que sufren casi a diario de este problema, te traemos tres sencillos tips para evitar que esto suceda.

Doblar la parte superior de la mascarilla

El Departamento de Policía Metropolitana de Tokio, aconseja doblar la parte superior de la mascarilla antes de usarla. De este modo el aliento no podrá escapar hacia los cristales, según destaca el medio inglés The Huffington Post.

El único inconveniente con esta técnica, es que reduce el tamaño de la mascarilla. Cabe señalar que por seguridad, los bordes siempre deben quedar ajustados y cubrir toda la nariz y la boca.

Sin embargo, el truco no funciona con aquellas que tienen una pieza de metal en el borde superior, ya que dejará un espacio libre para que el vapor empañe los lentes.

Lavar los lentes con agua y jabón

En 2011 el Centro Nacional para la Información Biotecnológica, publicó un estudio en el que revelaba la técnica que utilizan los médicos cuyos lentes se empañan por el uso de mascarillas quirúrgicas.

“Justo antes de usar una máscara facial, lave los anteojos con agua jabonosa y elimine el exceso. Luego deje que las gafas se sequen al aire o hágalo suavemente con un pañuelo. Ahora las gafas no deben empañarse cuando se usa la máscara facial”, detalla el estudio de Annals of The Royal College of Surgeons of England.

Según explica el informe, el lavado con agua y jabón deja una “película delgada” que dificulta la condensación de la humedad producida por el aliento. “Este ‘efecto tensioactivo’ se utiliza ampliamente para evitar la nebulización de las superficies en muchas situaciones cotidianas“, precisa el estudio.

Un pañuelo doblado dentro de la mascarilla

Otra sencilla opción es doblar un pañuelo en forma de rectángulo y ponerlo al interior de tu mascarilla, específicamente en el puente de tu nariz. Esto ayudará a absorber la humedad de tu aliento, impidiendo la condensación en los lentes.


Publicado por jacintoluque @ 10:52
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios